¡Te damos los mejores TIPS para lucir, agrandar o transformar tu zapato favorito!

Cómo agrandar zapatos:

¿ Quieres saber cómo agrandar tus zapatos y zapatillas, o como ensancharlos? Te recomendamos este fácil y rápido tip. Primero debes calentar tu zapatos con un secador de pelo a una distancia moderada para no dañar el material.

Una vez caliente, ponte tus calcetines más gruesos y el calzado a temperatura va a ceder. Deja que el material se enfríe y listo! Ya tendrás un zapato más cómodo (puedes agrandar el zapato hasta una talla más!).

7 TIPS para cuidar tus zapatos.

1. Evita usar dos días seguidos el mismo par de zapatos, debes dejarlos descansar al menos 24 horas para así evitar que se maltraten y sobretodo malos olores.

2. Hay que protegerlos de la humedad. Lo ideal es guardarlos en un lugar seco y en su caja original.

3. Si tus zapatos son de gamuza, compra un protector especial para este tipo de material, ya que es muy difícil de limpiar y por lo tanto hay que ser extremadamente cuidadosa.

4. No prestes tus zapatos. Debes tomar en cuenta que no es lo mismo prestar una blusa a un par de tacones, si lo haces, esa persona debe ser de toda confianza.

5. Cuando tus zapatos se mojen, mete papel para que absorba el agua y cámbialos cuantas veces sea necesario. No los pongas cerca del sol o algún calentador porque esto sólo los endurecerá.

6. Usa un spray protector para tus zapatos, aplícalo una o dos veces al mes. Así se mantendrán libres de bacterias.

7. Por último con ayuda de una toalla húmeda limpia tus zapatos por dentro y fuera una vez por semana o dos semanas, todo depende de cuanto los uses.

Cómo limpiar los zapatos de gamuza o cuero:

Quieres saber cómo limpiar tus zapatos de gamuza o de cuero? Lo primero que tenemos que hacer al limpiar tus botas, botines o zapatos de cuero, es eliminar la suciedad. Para ello, debes utilizar un paño seco o un cepillo de cerdas blandas para eliminar la mayoría de polvo y después con un paño húmedo bien escurrido, limpiar la superficie del zapato de los restos que queden. Recuerda que la idea no es mojar el cuero por lo que el paño debe estar levemente húmedo.

© EligeTuNúmeroSpa